Aberriberri bloga

Alkarbide ¿un nuevo Partido?

Read Time:1 Minute, 51 Second

Mikel García Maiza

Dicen algunos que el nacimiento de Alkarbide como nuevo partido en el panorama político vaco produce la atomización de las opciones electorales nacionalistas en el electorado, y creo que no es cierto.

Al contrario, la aparición en el panorama político vasco de la “nueva” formación producirá la desatomización de las propuestas abertzales en Euskal Herria, por dos sencillas razones:

La primera, Alkarbide no puede ser considerado un nuevo partido o una nueva opción electoral. Alkarbide lleva 23 años de funcionamiento. Es la única opción abertzale actual que mantiene el espíritu fundacional de uno de los dos partidos que nacieron de la escisión del PNV.

En segundo lugar, la presencia de Alkarbide va ha permitir, que el elector abertzale solo tenga que optar entre dos opciones. Si quiere una opción abertzale racional y con un compromiso claramente institucional, depositará su confianza en Alkarbide o PNV, o por el contrario, si quiere la opción rupturista, frentista y radical depositará su confianza en Aralar o Polo soberanista, en total 4 opciones electorales.  Para colmo, existe la posibilidad de que en virtud de la actual legislación (justa o injusta pero actual legislación) una parte de esa opción rupturista, frentista y radical no pueda presentarse a las elecciones, con lo cual las posibilidades electorales de los abertzales se quedarían en 3. En las últimas elecciones municipales las posibilidades del elector abertzale eran: PNV- EA- EB/Aralar – ANV- Aralar- Zutik y un popurrí de independientes, es decir había por cada pueblo unas 7 opciones electorales para un abertzale.

Por lo tanto, con Alkarbide no se produce la atomización, sino la desatomización de las opciones  abertzales, ya que pasamos de 7 posibles opciones electorales a 3. Para colmo, Alkarbide a manifestado en repetidas ocasiones, que su apuesta es por la necesaria colaboración con esa parte del nacionalismo que apuesta por un nacionalismo con un claro compromiso institucional, con lo que las opciones abertzales se simplifican en dos.

Para finalizar, Alkarbide no puede ser considerado un nuevo partido o una nueva opción electoral, lo único que ha sucedido es que aquella opción política que nació de la escisión del PNV en 1986 ha cambiado de nombre pero no es una nueva opción, es la misma.

Salir de la versión móvil