Aberriberri bloga

El principio de Patxi

Read Time:2 Minute, 4 Second

Jon Goikoetxea

Mal empieza Patxi, que antes de jurar (o prometer) su cargo ya había metido la pata, en primer lugar no concediendo su primera entrevista a un medio publico como EITB sino a sus amigos de PRISA y segundo con el resbalón por todos conocido respecto al principio de Arquímedes. Su rechazo a EITB lo comprendo porque todavía no lo ha cepillado convenientemente  y prefiere un medio afín como la SER.

Respecto al principio de Arquímedes, la verdad es que no me parece para tanto, mas de un político incurriría en el mismo error. Lo preocupante del tema no fue la respuesta, sino que le hicieran la pregunta: “¿conoce usted el principio de Arquímedes?”. Esto demuestra que incluso un periodista domesticado como Carles Francino no tenia ningún respeto al entrevistado, ¿alguien se imagina que formulara esa pregunta a cualquier otro líder político? ¿de que dudara de su formación? Espero que esto no se vuelva a producir, la figura del Lehendakari, sea quien sea, se merece todos los respetos. No es admisible que si introducimos en Google los términos Patxi y Arquimedes aparezcan 1300 respuestas y casi todas ridiculizando al Lehendakari.

No me gustaría que el señor Lopez acabara como el ministro Moran, un político del Gobierno de Felipe Gonzalez que fue objeto de todo tipo de bromas y chistes sin motivo alguno – los españoles son así- hasta que finalmente acabo dimitiendo. En este caso se trataba de un político con una sólida preparación y amplia experiencia en el cargo, pero ¿que puede pasar en el caso del señor Lopez, un político sin estudios, sin experiencia en gestión y cuyo mayor merito es ser el hijo de su padre? No me gustaría que el Lehendakari sea objeto de burla constante y que incluso en España pase en poco tiempo de ser el héroe español de moda a un político irrelevante y ridículo.

Por todo ello, me gustaría pedir un “amplio consenso” para que se respete la figura del Lehendakari, aunque teniendo en cuenta que el señor Lopez ha llegado a ocupar el cargo en base a leyes a medida, mintiendo a su propio electorado y ocultando hasta el ultimo momento sus intenciones, tal vez no sea digno de ocupar dicho cargo y tal vez se merezca – y con motivos- ser ridiculizado. Teniendo en cuenta que, por ahora, cuenta con mayoría absoluta, puede que lo que mas daño le pueda hacer a el y su partido no sea el que nos enfademos sino que nos riamos.

Salir de la versión móvil