Aberriberri bloga

Urkullu: “Guk geure ekonomia indartuko dugu eta enpresariei inbertitzen lagunduko diegu”

Read Time:16 Minute, 58 Second

Aberriberri

Por su interés y para su debate, reproducimos de la página oficial de EAJ la información del discurso de Iñigo Urkullu en el comienzo del curso político en Zarautz:

Arratsalde on alderdikideok! Eskerrik asko!

Gracias por venir a este acto que hace tiempo ya y por el que han pasado tan ilustres oradores se convirtió en una cita fija en el calendario político vasco y, por supuesto, en el de nuestro partido. Este encuentro marca el punto de transición, la inflexión entre el curso político que acaba y el que empieza, si es que realmente ello existe. Sirve, por lo tanto o en todo caso, para hacer balance de cómo ha ido el verano, pero sobre todo para plantear nuestra estrategia cara al próximo tiempo político que se abre. De todo ello hemos estado hablando el Euzkadi Buru Batzar y el Lehendakari en la reunión que hemos mantenido hoy en Donostia.

Mi primera reflexión, mi primer mensaje es sobre nosotros, para nosotros, para nuestro Partido. Muchos de vosotros sois asiduos de esta cita, aquí en los Antonianos de Zarautz, también los medios de comunicación, los periodistas que quieren apurar una de las últimas oportunidades para hacerse con una de las llamadas “serpientes de verano”. Otros años ha habido mucho morbo por saber lo que iba a pasar aquí. Hoy, y ya siento defraudar a quien venga buscando eso, de morbo nada. Al menos, morbo por la situación interna de nuestro Partido. Lo dije en el Bizkaia Arena antes de iniciarse el verano: “Tenemos personas, tenemos proyecto, tenemos Partido” El PNV ha recuperado su pulso interno, hemos marcado nuestra estrategia política y somos conscientes de que el primer valor que tenemos y también la primera exigencia que debemos hacernos es la unidad. “Batasuna ta Indarra” fue nuestro lema en el 77, hoy yo me permitiría una pequeña adaptación aunque también en política suene a tópico, “Batasuna da gure indarra”. Sí; nuestra unidad es la principal herramienta para construir la Nación Vasca. Y si somos sinceros, si hacemos un poco de autocrítica, alguna tontería ya hemos hecho en este ámbito en el pasado reciente. Bien!.., ¡hechas están!. Pero de la misma manera insisto en que ya se han acabado, que no elevemos a categoría ideológica si nos gustan más los altos o los bajos, los más impulsivos o los más tranquilos. Lo importante son los fundamentos y que como en todo tipo de familia nos esforcemos en alimentar con la diferente manera de ser de cada uno dichos fundamentos que hagan que esa familia sea modélica. Euskadi no está para ocurrencias, ni para hacer cada uno la “batalla por su cuenta”. Una línea política, una estrategia y un partido detrás de lo que nuestros órganos, el EBB y la Asamblea Nacional, determinen. Y punto.

Segundo mensaje que quiero transmitiros hoy: Tenemos ante nosotros lo que también habitualmente se dice un “otoño caliente”, aunque no sólo por la situación política que afecta a Euskadi que también, pero en esta ocasión por algo que nos preocupa también sobremanera y así nos ha de ocupar cual es la situación socio-económica.

En lo político conocido hasta ahora, La Ley de Consulta, aprobada por el Parlamento Vasco y recurrida por Rz. Zapatero y por el PP, está sobre la mesa del Tribunal Constitucional. No es preciso que os insista a vosotros que ha sido una iniciativa leal, pensada para ayudar en la solución del conflicto vasco y a encaminar a Euskadi hacia la pacificación y la normalización política, tal y como se definía en el Acuerdo de Ajuria-Enea. Una iniciativa democrática y legal. Vamos a defenderla con todos los medios a nuestro alcance, porque creemos en ella pero también porque es el resultado de la decisión de la principal institución que hoy tenemos los vascos, la que representa al 75% del Pueblo Vasco, el Parlamento Vasco. Y lo vamos a hacer con tanta determinación, con tanto rigor, como templanza y sentido común. Nosotros no somos un Partido al que le gusta ladrar a la luna.

La firmeza no está reñida con la inteligencia, al contrario. Y vamos a hacer una defensa firme e inteligente de lo que hay detrás de la Ley de Consulta. Lo que no vamos a hacer es perder los papeles. No lo vamos a hacer, ni vamos a caer en la provocación en la que desde Madrid PSOE, PP así como determinados poderes quieren que caigamos. No vamos a caer aunque el Tribunal Constitucional reproduzca uno de esos autos ya dictados que parecería exagerado hasta a los jacobinos franceses. En nuestros 113 años de historia hemos planteado muchas iniciativas políticas y el poder español ha intentado paralizarlas o frenarlas todas cuando aflora su verdadero modelo y además les estorbemos. Y nosotros hemos sabido remontar todos los obstáculos que nos han puesto. Si nos han cerrado la puerta hemos intentado que se abriera la ventana y si ésta estaba también cerrada hasta limpiábamos la chimenea si hacía falta para que hubiera resquicio para el aire de las Naciones en el Estado. Con esto quiero deciros que estéis tranquilos y seguros de que nuestro partido, sin alharacas, sin brindis al sol, sin ser como la cigarra sino como la hormiga, va a defender firme pero inteligentemente nuestra posición política y si nos cierran esta vía, intentaremos otra. Así hasta que consigamos encaminar a Euskadi al mejor futuro posible desde su libre determinación.

Digo claramente que estamos ante un nuevo capítulo de la judicialización de la política por parte del PSOE y del PP. Sí y alguien puede pensar que todo ello deviene del Pacto Antiterrorista y las consecuencias derivadas de la Ley de Partidos, que se habrían visto reflejadas en los procesos judiciales pendientes: sean contra el Lehendakari u otros responsables políticos (por cierto, ya me gustaría saber cuál es el ritmo de gestión de este proceso porque no creo que sea descabellado pensar que haya una intencionalidad política para no abordarlos antes de las próximas elecciones autonómicas), sean contra el ex-presidente del Parlamento Vasco y dos de sus compañeros de Mesa, sean contra grupos parlamentarios o formaciones políticas,…Sí! Es así hasta llegar a la judicialización de una decisión política democrática como lo es una decisión parlamentaria en el caso de esta Ley de Consulta. Es así, pero lo es por una decisión política. Con ser preocupante lo que resulte del Tribunal Constitucional donde está la raíz del problema es en la falta de voluntad política del presidente del gobierno español y en su impulso a la paralización de la Consulta utilizando una vía extraordinaria ante el Tribunal Constitucional. Ayer escuchábamos en relación a la financiación de Catalunya al Vicepresidente Solbes: “Si no fuera posible el consenso, el Estado puede hacer prevalecer su criterio”. ¿A caso no es aplicable esta amenaza-veto a lo que Rodríguez Zapatero ha venido diciendo en relación a la normalización política de Euskadi: “¡Póngase de acuerdo primero los vascos!”? y ¿que pasa si como resulta el PSE no quiere ni hablar con el PNV de aquello que ha hablado y hablará con Batasuna?. ¿Que entiende el PSOE por acuerdo y quien es el Estado?.

Es así pero… ¡ cuántas estrategias políticas hemos visto por parte de PSOE y de PP desde el intento de LOAPA para modificar un espíritu como fue el de la Transición en los finales de los 70 ¡ ¡ cuántas leyes y cuáles antes que la Ley de Consulta se han visto recurridas ante el Tribunal Constitucional ¡ ¡ cuántas leyes han aprobado entre el PSOE y el PP laminando el Estatuto de Autonomía de Gernika!… Y cuando ni con esa práctica del bipartidismo jacobino consiguen paralizar el desarrollo del autogobierno recurren a la tergiversación, a la manipulación, al miedo de que se “rompe España” apelando a la soberanía nacional como si en la Ley de Consulta se estuviese planteando la Independencia de Euskadi.

¡ Es mentira lo que el PSOE y el PP cuentan a los españoles ¡ ¡ Es mentira lo que Rz. Zapatero dijo tras el Consejo de Ministros de agosto cuando en referencia a la discusión sobre la financiación de Catalunya dijo que el PSOE y gobierno español cumplían todos los estatutos. ¡ Es mentira, pero allá los españoles que las crean ¡ Lo triste es que sigan pretendiendo seguir con todas las mentiras, tergiversaciones, manipulaciones que en relación a la vocación de desarrollo del autogobierno de los vascos y vascas para la resolución de todos sus problemas desde aquí que impulsamos nosotros.

Sí! Hay decisiones políticas y hay una judicialización de la política pero en relación a Euskadi hay eso y hay mucho más: hay una contaminación política permanente porque bajo esa capa de politización y judicialización tergiversadora y demonizadora hay una permanente pretensión de modificación unilateral de todo un espíritu que fue el de la Transición, sacralizando “su” interpretación de modelo de Estado y guardando en un sarcófago el compromiso de otro modelo de Estado y de avance de autogobierno asumido en los años 70.

Somos conscientes de todo ello y sospechamos el recorrido de la impugnación por parte del presidente del gobierno español ante el Tribunal Constitucional por su falta de valentía para superar esta situación de bloqueo, por su falta de voluntad política para solucionar de manera acordada el debate sobre nuestro estatus como pueblo vasco, definido así en el propio Estatuto de Gernika. Y tememos que si el pronunciamiento del Tribunal Constitucional no se produce antes del 15 de septiembre cualquier decisión posterior será un sinsentido porque ya esta Consulta no se habrá podido celebrar.

Porque no vamos a renunciar al Principio que ampara esta Ley de Consulta, además de las dos preguntas contempladas. De la misma manera que no reducimos ni reduciremos nuestra actuación a entender “esta” Consulta como objetivo fundamental y único. Vamos a defenderla, sí, pero vamos a defenderla, como antes he dicho, con tanta determinación, con tanto rigor, como templanza, sentido común y sentido institucional.

No aceptaremos sin más lo que consideremos una imposición, ya sea basada en la mentira, en la tergiversación, en la manipulación o no. Pero tenemos 113 años a nuestras espaldas y un recorrido de protagonismo en saber buscar las puertas y abrirlas para que entre el aire del autogobierno que beneficie a todos los que viven en esta casa que es Euskadi. Es lo que nos legitima y es lo que ha de seguir legitimándonos no sólo ante España, Europa y el mundo entero sino, también y sobre todo, ante los vascos y vascas.

Nuestro objetivo fundamental sigue siendo ese: conseguir las mayores cuotas de autogobierno posible en un horizonte de convivencia y al ritmo que la sociedad lo demande. Sin imposiciones externas, desde la bilateralidad asimétrica, desde la necesaria confianza recíproca, desde la lealtad y el respeto mutuo y desde la no demonización de la sociedad vasca que es el destinatario del derecho a decidir.

Tercera preocupación, o más que preocupación pena, que quiero compartir con vosotros: Sabéis que a finales de invierno acaba esta legislatura y que tendremos elecciones autonómicas. Y estamos viendo con pena, y hasta con un poco de sonrojo cómo se empiezan a forzar maquinarias para intentar ganar un puñado de votos o para intentar minar la posición de quien hoy lidera este País, EAJ-PNV, en una especie de “todo vale” contra el PNV. Patxi López y el PSE son un buen exponente de este furor electoral. Empezaron la campaña hace ya tres meses. Ahora nos anuncian el enésimo “giro vasquista” del PSE. No sé si van a pintar la rosa de rojo, verde y blanco, la van a cambiar por una rama de gorosti, o qué. Hasta ahora, más o menos en eso han consistido sus giros vasquistas, pura cáscara sin contenido, puro marketing electoral. En su propio planteamiento llevan su propio pecado.

Aquí, a las elecciones hay que presentarse sin caretas, sin disfraces, a pecho descubierto, siendo lo que se es, no aparentando justo lo contrario de lo que uno es. ¿Cómo pega ese giro vasquista, por ejemplo, con las cosas que están diciendo y haciendo en contra del sistema educativo vasco, cómo casa con que la ministra Garmendia diga que a Euskadi no le conviene la transferencia de investigación, cómo casa con que Madrid recurra la orden del Gobierno Vasco para subvencionar a equipos vascos en competiciones internacionales (así una larga lista de agravios y agresiones gratuitas contra el autogobierno vasco)? ¿Dónde están las voces vascas del PSE diciéndole a Madrid, al gobierno ZP, que así no? No queremos que se hagan abertzales. No. Solo les pedimos que se acerquen un poco a lo que son y defienden hasta ahora, por ejemplo, los socialistas catalanes. Pero estos…,¡ qué va! Sucursal de Madrid y obedientes a ZP, no vaya a enfadarse con ellos y se niegue a hacer campaña aquí. Se niegue a hacerles la campaña, porque el candidato sólo va a ser el nombre, el subordinado que preste su nombre para las papeletas.

Pero parece que en esa campaña de acoso y derribo al PNV van a tener un apósito estratégico como compañero de viaje con sus propios intereses en ETA y en el llamado mundo de la izquierda radical. A estos siempre les hemos molestado. Nuestra presencia, nuestro éxito y respaldo social ha sido el principal recordatorio de que su violencia, injusta y descabellada, no tenía sentido ni acomodo en la Euskadi de hoy como no la debió tener nunca. Hemos sido un espejo en el que no se querían mirar para no tener que reconocer que ellos, que supuestamente surgieron para sustituirnos, son hoy la peor consecuencia, el principal lastre de este País, un lastre que la sociedad vasca quiere sacudirse mejor hoy que mañana. Según ellos lo hacemos todo mal, somos unos vendidos a Madrid y a las poltronas hasta llegar a la definición de que somos el partido del “negocio” para justificar las acciones contra las iniciativas que nos sitúan en el mapa con menor dependencia y más en red en este mundo cada vez más interconectado. ¡Que se miren en el espejo y se darán cuenta de que ellos son –objetivamente- el mejor aliado que el poder español tiene para impedir que Euskadi se emancipe pacífica y democráticamente!. Que mientras ellos siguen ahí parecemos condenados a una relación de dependencia forzada con España. Ellos, a pesar de su verborrea independentista, socialista y revolucionaria, son una expresión del franquismo en Euskadi.

Nosotros no vamos a utilizar atajos, ni malas artes. No es ni ha de ser nuestro estilo. No estamos obcecados en las elecciones sino en la actual situación que vivimos, especialmente preocupados por los nubarrones que aparecen en el horizonte económico. Efectivamente, las cifras de Euskadi van mejor que las de España y nuestra economía es más sólida y productiva que la española pero ¡ojo con caer en la autocomplacencia!. Aquí también hay que espabilar. Aquí también hay una sociedad que lo está notando ya o a la que le va a afectar en un futuro próximo esa crisis económica que según Rz. Zapatero no existía. ¡Menos mal que no había crisis! ¡Menos mal que España estaba bien preparada, mejor que nadie en el entorno europeo, para hacer frente a aquellos problemillas económicos de los que hablaba en campaña! Y mientras negaban la evidencia, los datos tozudos empezaban a demostrar que la economía española, de la que tanto presumían, tiene los pies de barro. Han intentado tapar con tiritas una herida profunda, sin desinfectarla, sin curarla y ahora corren el riesgo de la gangrena por mucho que el Partido viniera advirtiéndoselo ya desde hace meses.

No podemos caer en el mismo error que Rz. Zapatero. Nosotros a reforzar nuestra economía, a ayudar a nuestros empresarios a invertir en tecnologías nuevas, en investigación e innovación y también a diseñar políticas sociales para no dejar desamparados a aquellos de entre nosotros que caigan en el remolino de la crisis, a aunar esfuerzos desde las instituciones y en conexión con la iniciativa privada. Todo eso es lo que estamos poniendo en marcha alrededor del “Think Gaur”, buscar un lugar propio en este mundo globalizado, para un país pequeño pero singular como el nuestro. Y para eso estamos conociendo “in situ” y estudiando lo que se está haciendo en todos los rincones del mundo. Allá donde ha habido una experiencia de éxito económico, social o cultural, allá estamos yendo e iremos para estudiarla e intentar adaptarla a Euskadi. Eso y un serio y ambicioso Plan Interinstitucional impulsado por el Lehendakari y los tres diputados generales para la reactivación económica de nuestro país. Casi trece mil millones de euros de inversión y una expectativa de crear en torno a los veinte mil empleos.

Y al hilo de las cuestiones económicas, y voy terminando ya, una mención –mi cuarto y último mensaje- sobre la previsible negociación de los presupuestos generales del Estado. Se está escribiendo mucho sobre lo que va a hacer o dejar de hacer el PNV. Voy a ser muy claro en esta cuestión. No nos tienen que preguntar a nosotros sino a Rz. Zapatero. Es él quien tiene la responsabilidad de presentar unos presupuestos y de que le sean aprobados, siendo muy importantes en este primer año de legislatura y diferentes a todos los anteriores ante la necesidad de afrontar la crisis económica. ¡ Que no nos venga ahora el PSE intentando darle la “vuelta a la tortilla” con el planteamiento de los presupuestos de la CAPV! Saben que la situación con respecto a la negociación de los presupuestos del Estado es algo más que un síntoma de su soledad a pesar de que Rz. Zapatero hubiera hecho la lectura tras los resultados de las elecciones generales pasadas de que iba a tener una legislatura más cómoda.

No sé si es fácil o difícil entenderse con el PNV en estas cuestiones, lo que nadie podrá discutir es que somos claros y transparentes siempre en nuestra posición. Como comprenderéis, el cuerpo lo que nos pide es “darle” a ZP su propia medicina, el no por el no. Si somos radicales y estamos en el monte, si nuestras iniciativas ponen en peligro a España, supongo que nuestros votos a los Presupuestos también los contaminarían. Si fueran un poquito coherentes, nos dirían, miren ustedes, con ustedes no. Pero, no, nuestros votos si les interesan.

Y nosotros que además de monte también tenemos mucho mar y llanura, y una sociedad que se ve afectada también por las políticas estatales, estamos dispuestos a hablar. Lógicamente no para sacarle a Rz. Zapatero del atolladero. Por gusto, le metíamos un poquito más. Es lo que se merecería y lo que haría justicia al estilo de la ley del talión. Nosotros no somos así, pero es que además, lo que no podemos es, sin más, que para zumbar a Rz. Zapatero, darnos nosotros cachetes en nuestra propia cara. Y en los presupuestos generales del Estado se contienen las principales medidas de acción económica, de inversión, que también tienen su importancia y mucha para Euskadi y para la economía vasca. Lo que esos presupuestos marcan afecta también a la economía y al bolsillo de los euskaldunes. Por eso, porque somos responsables estamos dispuestos a hablar. Sin olvidar nada pero sin caer en lo “zafio” del secretario general de los socialistas vascos y del PSE de que mientras se mantenga la iniciativa de la Consulta nada de fusión de las tres cajas. Nos preocupamos siempre por los mejores presupuestos posibles para los intereses de los vascos y de la economía vasca. No sé si cuando nos lo planteen nuestra posición les parecerá un “precio caro o barato”, sí os digo que vamos a ser muy exigentes de manera responsable. Si están dispuestos a hablar en serio de reactivación económica, de dar a Euskadi lo que se merece, de rectificar esa política económica de cartón piedra, hablaremos. Si quieren maquillaje, coger nuestros votos y si te he visto no me acuerdo, que dirijan sus miras a otros puntos cardinales. En el Norte, los del Norte, como dicen ellos, no estamos para juegos de trileros.

Alderdikides, vienen tiempos complejos pero apasionantes. Euzkadik behar zaitu fue otro de nuestros lemas que penetró con fuerza en nuestro país. Hoy Euskadi nos vuelve a necesitar. Unidos y con inteligencia, estoy seguro, estamos seguros, de que volveremos a superar todos los obstáculos que se nos pongan por delante y de que la proclama de nuestro grito estará mucho más cerca:

GORA EUZKADI ASKATUTA!

Salir de la versión móvil