Aberriberri bloga

¿Qué puede hacer el lehendakari? (I)

Read Time:3 Minute, 56 Second

Iñigo Lizari

No este un articulillo que pretende decirle al Lehendakari Ibarretxe lo que tiene que hacer. Nada más lejos de la intención de quien escribe, quien ni siquiera se siente capaz de vaticinar el alcance de los malos tiempos que nos acechan a quienes militamos en el nacionalismo democrático vasco. Es sin más una reflexión sobre las posibles salidas que ofrece una realidad complicada por unos compromisos que se han asumido a través de diversos planes que con distintos nombres han sido presentados a la sociedad a lo largo de los últimos tiempos y que tenían una denominación compartida por ser todos ellos “Planes A” que a su vez contaban con una personalidad común autosuficiente que no necesitaba de la compañía de los “Planes B” y menos aún de los “Planes C” y “D”.

Somos un pueblo y tenemos derecho a decidir. De hecho decidimos cada cuatro años la composición de nuestro parlamentos nacionales, el de Euskadi y de la Navarra subpirenaica, y lo digo por el otro Parlamento de Navarra que está en Pau. Como los navarros tienen derecho a decidir si Navarra se incorpora a Euskadi han decidido votar mayoritariamente a aquellas fuerzas políticas como UPN y PSN que no abogan por la unión. Como tenemos derecho a decidir al igual que en Kosovo el declarar unilateralmente la independencia (otra cosa es que la comunidad internacional nos la reconozca aquí como allí) los votantes en Euskadi se han independizado EA y apenas le han dado votos esta vez.

Como tenemos derecho a ser consultados para hacer posible la normalización de este pueblo, en la última consulta ha ocurrido lo que nunca en nuestra historia, que la gente ha normalizado su voto y le ha dado la victoria en todos los Territorios Históricos al PSE-PSOE aún sin que éste haya hecho los deberes consistentes en transitar hacia un vasquismo real y no de la fachada de hormigón como la del Odón. Otra cosa será ver si semejantes resultados se repiten en unas autonómicas. Pero polarizaciones a nivel Estatal la has habido mayores todavía en otras ocasiones.

Como vemos los pueblos deciden. Por eso confío que no tengamos que decidir en consulta si tenemos derecho a decidir, porque imagínense la paradoja: Si decidimos que no tenemos derecho a decidir la decisión no sería válida porque no tendríamos derecho a decidir. Pero como tenemos derecho a decidir, y de hecho y de derecho decidimos cosas importantes, en el 2001 este pueblo decidió que no se iba a dejar a avasallar por unos que pretendían identificar a todo lo vasco con el terrorismo de unos pocos que dicen actuar en nombre del pueblo vasco para en realidad mancharlo sirviéndolo en bandeja para que se lo puedan comer, por eso al nacionalismo democrático le otorgó unos votos que en otras circunstancias no hubiera recibido. El nacionalismo democrático elaboró un Plan conocido por el nombre de su adalid, Ibarretxe, que se decidió apoyar legítimamente en el Parlamento Vasco para que fuera apoyado por el Parlamento Español por cuanto se trata de una alteración de un pacto bilateral que no puede ser alterado unilateralmente, y allí, legítimamente no fue apoyado muy a nuestro pesar.

A continuación, dicho proyecto fue sometido a una revalida plebiscitaria a través de unas elecciones anticipadas en el 2005, el pueblo decidió no otorgarle el clamoroso apoyo que se solicitaba. Ibarretxe decidió con todo la legitimidad que le corresponde presentarse para ser reelegido Lehendakari por el Parlamento, que no por el pueblo, porque no es el nuestro un sistema presidencialista, y el Parlamento Vasco con toda la legitimidad democrática del mundo le nombró Lehendakari por 3ª vez consecutiva para huir así de la estela de Aznar que había decido que con 2 mandatos eran la medida.

Y como la ausencia de clamor no es un obstáculo, y no es necesario esperar al estruendo de las masas pidiendo un “beste bat” para dedicarles unos bises con temas que ya le hemos tocado y cantado, con toda la legitimidad del mundo tenemos un plan bis que no es un Plan B con el que para más INRI hemos decidido expresarle a nuestros oyentes la sucesión de los tiempos en que cada tema se abordará a través de algo al que llamamos hoja de ruta. No entiendo mucho de música, sólo sé que andamos buscando un concierto y todo lo que tenemos es un desconcierto . ¿La cuestión no es qué hacer cuando la música la montamos en PlayBack y el disco se nos ha rayado? Aquello les sucedió aquellos guapetones llamados MiliVanili y tiene precedente. La cuestión es: ¿Qué hacemos cuando intentamos cautivar el público con una voz que no es la nuestra y encima no vendemos suficientes discos?

(Continuará…)

Salir de la versión móvil