Posteado por: aberriberri | noviembre 5, 2009

Por una arquitectura constitucional vasca postestatutaria y retrovanguardista (II)

Iñigo Lizari

(Mascarilla de Sabino Arana, por Jorge Oteiza)busto sabino arana oteiza

En el número anterior se afirmaba como tan sólo se ha dado una cierta Reintegración Foral Institucional, pero propiamente no ha existido ninguna Reintegración Foral Competencial de cuanto fue abolido en 1876 (los conciertos económicos son pactos postabolicionistas). Con el Estatuto de Gernika de 1979 se exploraron a fondo las potencialidades del titulo VIII de la Constitución estando competencialmente virgen e inexploradas las potencialidades derivadas de la Disposición Adicional Primera de la constitución en combinación con la disposición derogatoria, bastando como botón de muestra el hecho de que ni tan siquiera nos denominamos Comunidad Foral de Euskadi como la hace la Comunidad Foral Navarra.

Por ello en el número anterior se habló de los factores institucionalmente exógenos que habrían de darse para la consecución de una eventual Ley Orgánica de (Parcial) Reintegración y Actualización de los Fueros de Bizkaia, Araba y Gipuzkoa (LOPRABAG) que sirviera para alcanzar con una sola acción tres objetivos:

  1. Abordar el encaje de los nuevos Entes Locales Vascos dentro de los Territorios Históricos.
  2. Abordar el encaje de los Territorios Históricos con los órganos comunes.
  3. Abordar el encaje  de los Órganos Comunes de Euskadi con los Órganos Centrales del Estado.

En este capítulo se insistirá en los factores extrainstitucionales que se han de dar para la consecución de algo de semejantes dimensiones.

El factor extrainstitucional principal requerido para ello es el de la existencia de un consenso interno al respecto dentro de la sociedad vasca tanto cuantitativamente como cualitativamente, entre los grupos políticos de distintos signo como entre los propios votantes. Este aspecto no se alcanzó con el malogrado proyecto de Nuevo Estatuto, donde el Partido Socialista de Euskadi-Euskadiko Ezkerra ni tan siquiera participó en la mayoría que aprobó el proyecto (es más, la boicoteó activamente), y las posteriores anticipadas elecciones al Parlamento Vasco de 2005 que virtualmente planteados como plebiscitarias arrojaron un resultado decepcionante, 52,59% de los votos (si se considera la mitad de los votos de EHAK-PCTV), frente al 94,60% de los votos obtenidos por el referéndum Estatuto de Gernika de 1979 (salvando las distancias por la diferencia de participación).

El factor requerido para ese consenso extrainstitucional que redunde luego en un acuerdo institucional, pasa necesariamente por el conocimiento y reconocimiento que el Derecho Constitucional Originario de los Territorios Históricos, del cual deriva cualquier derecho histórico que pueda ser invocado en minúscula, como derecho subjetivo de las instituciones vascas y del pueblo sobre las que se hallan constituidas. Y si se me permite ser crítico, este reconocimiento sólo puede partir de un reconocimiento del vacío y dejación que el propio nacionalismo vasco institucional ha  realizado con respecto a los Derechos Históricos durante muchos años. No nos engañemos, este mea culpa no va a ser suficiente para ello, pero este mea culpa es hoy absolutamente imprescindible.

Alguien, no recuerdo quien, afirmó en recientes fechas, que había cosas que tal vez no se habían explicado bien por ahí fuera: que regionalismo vasco no es lo mismo que autonomismo vasquista, que foralismo no es lo mismo que nacionalismo, y que nacionalismo no es lo mismo que independentismo.

Efectivamente, un “sano” regionalismo como es calificado por el nacionalismo español excluyente, es aquel que no pide más que una simple descentralización administrativa que le permita administrar mejor una región.

Mientras que un autonomismo supone la asunción de cierta descentralización política, en la medida en que no se transfieren sólo potestades ejecutivas sino potestades legislativas, eso sí, derivadas de la constitución española como norma fundamental que concentra una única y unitaria soberanía reconocida en el Estado Español, que no obstante sirven para el desarrollo de un entramado legal e institucional para la defensa de una cultura diferenciada como la que disfrutamos hoy.

El foralismo es algo de mucho más hondo calado. El foralismo supone el reconocimiento de un Derecho Constitucional Originario de una tierra como la de los Países Vascos que secularmente ha garantizado las libertades de los vascos que constituía un ejemplo (según eminencias de la época como Le Play) de una de las mejores Constituciones Sociales de Europa y que preexistía a una constitución como la española, que no puede ser violado por ésta  y cuyo encaje y términos de sometimiento ha de ser pactado en pie de igualdad como se ha hecho a lo largo de la historia con los distintos regimenes que se ha sucedido en el Estado Español, con lo que la unidad soberana se diluye, se dispersa o se tiene que admitir como diversa y plural..

Un “nacionalismo JELtzale” (el otro desprecia los fueros y su significado histórico) asume enteramente la defensa de esta foralidad, pero además se defiende de los ataques del Estado-Nación Español así constituido afirmando adicionalmente frente al mismo unos valores nacionales culturales propios y diferenciados de conformidad al “culturalismo autodeterminista” de raíz Herderiana (como ya citamos en el artículo sobre “nacionalismo bueno y malo”, constituye el nuevo paradigma importado).

Este jeltzalismo le confiere un estatus de “nación política” diferenciada que, para el caso de ver violados sus fueros, le otorga el derecho en aplicación analógica de los principios del Derecho de Obligaciones (Art. 1.124 del código civil) a rescindir esta unión con el Estado Español para constituirse en un Estado-Nación diferenciado y desvinculado orgánicamente y susceptible de confederarse democráticamente con los otros territorios vascos que también se desvinculen para formar una Euskadi independiente: “Bizkaya libre en Euskeria libre“.

Aquí y también se da una diferencia con el otro independentismo vasco, donde la unión de los 7 territorios tiene que ser porque sí “eta kitto”. Sin embargo tradicionalmente también existe un “nacionalismo JELtzale” que ha convivido desde el principio en el seno del PNV y que no ha abogado necesariamente por la ruptura con el Estado Español (el famoso equilibrio de la “reintegración foral” entre las “almas” del PNV desde 1906) si éste respeta el contenido actualizado de los fueros y reconoce la existencia de una nación política diferenciada en el marco de una España plurinacional (y como mínimo federal) que respete a su vez la posibilidad de reconstituir desde los Territorios Históricos cuyos ciudadan@s así que lo deseen en una Republica Federal Foral Vasca de Euskadi dentro de una eventual federación o confederación ibérica, compartiendo sólo las competencias  que se estimen oportunas con el organo (con)federal, como se pretendió en la 1º República.

El independentismo, siendo como es igualmente legítimo mientras sus aspiraciones se desarrollen mediante mecanismo democráticos, niega cualquier posibilidad de vínculo interno con el Estado Español, y entiende que la afirmación de la nación política vasca sólo es posible fuera de sus fronteras y aboga necesariamente por la ruptura con este Estado.

El Patriotismo Bascongado Ilustrado del siglo XVIII desarrollado por la Caballeritos de Azkoitia en torno a la RSBAP halló la base de para la defensa de esta patria en su propias instituciones y sus Fueros, Diputaciones y Juntas Generales de cada Territorio, junto con la Junta General Bascongada que con carácter subsidiario se desarrollaría para el año 1860 con el impulso de esta sociedad. Una institucionalización formal de las Conferencias entre Diputaciones establecida por acuerdo de 1793 fue incluso sancionada por Orden Real de 1800

Nunca este Patriotismo Bascongado Ilustrado tuvo que recurrir a la afirmación de una nación vasca, entre otras cosas, porque nunca antes la afirmación de una nación como la española fue utilizada como base para el ataque a sus centenarias instituciones vascas como ocurriría durante el siglo XIX, con el surgimiento del Estado-Nación y la revolución francesa con su soberanís nacional. El nacionalismo que ha unido a la defensa de la foralidad  vasca a una defensa de la culturalidad vasca nos ha salvado a lo vascos, no sólo de  la pérdida de su cultura vernácula, sino que también ha permitido la recuperación de una parte de sus instituciones tal y como ha sucedido desde el pasado Siglo XX con el Estatuto de Gernika. Es necesario pues, abordar de una vez un encaje en firme de estas cuestiones que nos permita salir de las formulas de las que en precario nos venimos sirviendo hasta la fecha.

El consenso que requiere una eventual Ley Orgánica de Reintegración y Actualización Parcial (total sería difícil en este momento aunque deseable) de los Fueros de Bizkaia, Araba y Gipuzkoa (LOPRABAG) lo es en torno a la “Foralidad”. Este consenso en torno la “Foralidad”, que es en el que sustena el Nuevo Estatuto Político y también el pretendido “Concierto Político”, se ha de dar no sólo en Euskadi, sino fuera de Euskadi en todo el Estado, y ahí está la dificultad.

Tal y como ha señalado Azkuna hace dos días en torno a la “Foralidad”, este aspecto está recogido parcialmente en la Constitución porque está inexplorado al nivel de las competencias que teníamos previa abolición, ya que los conciertos si bien tienen indudable raíz foral, son un instrumento fruto del pacto postabolicionista que Alava y Navarra ni si quiera lo perdieron durante la dictadura Franquista.

El punto de encuentro en la defensa de una patria común entre los vascos, no es pues otros que el de un Patriotismo Foral como el que surgido en el siglo XVIII y a principios del XIX, y el del Vasquismo en lo Cultural que se desarrolló emergió con fuerza a finales del Siglo XIX para asentarse a lo largo del siglo XX por gentes diversas que no necesariamente abrazaron el nacionalismo. Las consecuciones políticas requieren de fuerza social y para lograr dicho apoyo social, se requieren planteamientos flexibles que faciliten mayorías que hagan que los avances sean difíciles de echar hacia atrás. De esa forma y no de otra ha logrado el nacionalismo históricamente su hegemonía electoral en una sociedad diversa, alzándose como defensor de los valores comunes compartidos (fuerismo) entre monárquicos y liberales vascos en sus comienzos y como aglutinador de las tendencias nacionalistas independentistas, confederalistas e incluso de tendencias no nacionalistas y vasquistas hace 30 años. Era, lo que se denominaba un partido que representaba “un pueblo en marcha”, en toda su pluralidad.

Esto no se consigue con grandes alardes reivindicativos que no obtienen consecuciones reales y que pueden servir para tener contentos a los propios hasta que se enfríen por inanición. Es necesaria una labor socialmente pedagógica a todos los niveles que ponga de actualidad y en valor estas cuestiones con todo el prestigio que se merecen y de la que son acreedoras. Es necesaria una reorientación del discurso que nos conecte con más votantes y que nos permita recuperar la fuerza electoral perdida. Es necesaria una labor de recuperación de la centralidad política que nos permita la devolución de la interlocución con el mayor número posibles de fuerzas de distinto signo identitario. Es necesario la recuperación de una serie relaciones estratégicas con sectores internacionales que hemos abandonado. Es necesaria la recuperación de una inteligencia política que se ha mantenido largo tiempo de vacaciones.

About these ads

Responses

  1. Ah, esa escultura, qué recuerdos. Al principio estaba en el centro del escritorio. Ahora se utiliza de apoyalibros.

  2. Aki no hay + tu tia k ser 1 partido d base amplia, o no hay nada k hacer. hay 1 amplio espektro desd el independentismo hasta el vaskismo k tiene k kubrir el PNV buskando mayorias k hagan politikas REALES y no hablar, hablar, hablar y no hacer nada.

    Hay k rekordar k el PP no apoyo el estatuto. Ahora inkluyendo su kumplimiento integro primero, es la base xa seguir avanzando a otro k kontemple la realidad europea k no habia en el 78 y utilice to2 los mekanismos de los derechos historikos xa el progreso del pais. O volvemos a sakar + dl 40% de los votos en la CAPV o no hay nada k hacer x mucho grito d independentiza k peguemos.

  3. Muy buen artículo Lizari.

    Recuerdo un folleto-libro del líder de EA Javier Caño que hablaba de las dos vías, la de los derechos históricos y la del derecho internacional, como vías complementarias que desde diversos orígenes convergían en otorgar mayores títulos de legitimidad al nacionalismo vasco.

    Los derechos históricos constituyen algo que tenemos que valorar desde la perspectiva de la continuidad. Son la muestra de que en cada etapa histórica los vascos nos hemos visto a nosotros mismos regidos por nuestras propias leyes por un ordenamiento que hemos creado nosotros mismos desde los ámbitos locales y que luego enlazaron con los entes estatales españoles y franceses.

    El independentismo y las Lege Zarrak no pueden ser contradictorias por que la idea de la independencia de la patria surgió cuando Larramendi y Sabino Arana interpretaron que la ruptura unilateral del pactp foral por parte de España presuponía que los territorios forales volvían a su ser natural, de antes del pacto, es decir, a una independencia de facto.

    Es evidente que la vía del derecho histórico, tal como ahora se aplica en la Comunidad Navarra, es el salto más próximo a una ampliación de nuestro autogobierno, tal como anunciaba el Plan de Gobierno de Juan José Ibarretxe.

    Los vascos seríamos estupidos si renunciaramos a la continuidad de nuestra conciencia política de pueblo por ideas maximalistas y saltos a la nada que hasta ahora no han traído ningún beneficio al nacionalismo. El nacionalismo vasco es expresión de la raíz del pueblo vasco y negar la continuidad de la personalidad política vasca es negar lo vasco.

  4. Bueno Lizari, una cosa, como es posible que LAS JUNTAS GENERALES DE GUIPUZCOA, se enfrentaran con

    SAN SEBASTIAN
    IRUN
    HERNANI, por el tema de la abolicion foral.

    La historia hay que contarla toda, enterita, Este enfrentamiento se da despues del ABRAZO DE BERGARA, y son los donostiarras quienes apoyan, parte de la BOLICION FORAL.

    Donde querda aki la AUTONOMIA MUNICIPAL,

    Estos enfrentamiento nada valadis, se dan alrdedor de los años 1839.

    Osea que la historia no es como la pintas.

    Ahora dime una cosa, porque para ser PROCURADOR EN JUNTAS DE GIPUZKOA, HABÍA QUE SER hijodalgo, OSEASE, TREINTA gUIPUZCOA PODÍAN SER ELECTOS, el sufragio universal, constitucion de cadiz, Guipuzcoa manda tres procuradores, no hijodalgo, de los caules tres era proabolicionistas el cuarto no lo se.

    La ley de 25 de octubre de 1.839, levato pasiones entre los donostiarras, la capital de Guipuzcoa.

    Seguiremos, besarkada bat.

  5. IGO, no sabia que eres antitransversal, como elo era el difunto Jabier Caño.

  6. Tu lo has dicho existen dos vias:

    1º La del Derecho histórico con lo que supone de prestigio para un país el que se le reconozco todo su entremado constitucional inttitucional previo que avala un desarrollo civilizado en aspectos tan fundamentales como la libertady la igualdad que lo situaban muy por delante de status jurídico del Estado Español.

    2º.- El del Derecho Internacional Público del siglo XX pensado para la descolonización de africa, en virtud del derecho de autodetemrinación de los pueblos.

    El PNV hasta la fecha abogó siempre por la 1ª vía.

    HB y Euskadiko Ezkerra por la 2º conscientes de que esa era la forma de hacer tabula rasa con todo lo que había entre los vascos porque todo eso de los fueros era un mundo burgués que había que dejar atrás y partir de 0, con lo cual situaba a estas país desarrollado en las mismas coordenadas tercermundistas de aquellos paises africanos.

    Lo gravés es que ahora dentro del PNV existe un sector de abducidos, cuando no infiltrados, que pretende una salida por esta 2ª vía con total abandona de la 1º vía.

    Yo esto quiero denunciarlo, y exigo como simpatizante JELtzale que se ponga coto a esta gnete, o sencillamente se la ponga fuera.

  7. Efektivamente Unai, una via no kita la otra. El derecho internacional puede ayudar en kuanto a k en la teoria d las nacionalizacidades kon Wilson propugnaba x la autodeterminacion d los pueblos. Entonces dijeron los vaskos: pues mas pueblo k nosotros! Es exaktamente komo kon la konstitucion d Kadiz. Los vaskos dijeron: xa konstitucion las nuestras! Lo mismo k la servidumbre. Los vaskos dijeron: todos somos nobles.

    Los vaskos utilizan to2 los instrumentos a su alkance xa defender su libertad. El sistema foral y sus leyes son el + importante xk implika la PRAKTIKA d la libertad. El derecho internacional es otra via a usar si se puede, xo dsd luego no mandando a freir esparragos nuestro mayor kapital y razon d ser, pues JEL viene d Lege-Zarra, kosa k se le olvida a muchos.

  8. Estoy de acuerdo Igomendi, no hay que descartar nada. La habilidad está en sumar y no en restar, pero yo lo que planteo es un orden de prelación.

    1º Derechos históricos derivados de nuestro consticuionalismo vasco histórico como cuestión pricipal, prima facie.

    2º.-Adicionalmente la invocación del derecho internación público como drecho de autodeterminación si pudiera resultar de aplicación.

    A Miguel Herrero de Miñon, le preguntaron en una reciente conferencia organizada por la fundación Sabino Arana sobre el derecho de autodertminación:

    El contestó que existían distintas modalidades de autodeterminación, y de todas la que a él le convencía era la “autodeterminación histórica” cuando se dispuso a definrla dijo algo así:

    la que sin ignorar el pasado miraba al futuro y hacía lo que le resultaba socialmente más conveniente en función de las posibiliades de las circunstancias de cada presente.

    Yo también me confieso partidario de esta fórmula para nuestro pueblo que vive en los distintos Paises Vascos.

    Un saludo en JEL.

  9. El PNV no puede pensar ahora en ninguna via de los derechos historicos porque anda como un pollo sin cabeza.

    1) El referente politico de parte del PNV es Rufi y Otegi, los consideran mucho mas cercanos a su idea de abertzalismo. Con la casa así cualquiera empieza a hacer algo.

    2) Esta fuera del gobierno vasco y eso debilita su imagen de propuesta de país. El factor 1 no creo que precisamente le ayuda a recuperar el gobierno.

    Asi que a corto plazo, el nacionalismo institucional, como he leido aqui necesita sacar musculo electoral y centralidad politica, ademas de un buen candidato a lehendakari para ponerle la guinda.

    Los amigos de Rufi no descansan y siempre sacan a pasear al abuelo o a su alumno para crear la division necesaria para recuperar la centralidad y realizar un nuevo asalto al EBB. La historia del polo no ha hecho mas que empezar.

  10. LIZARI, la mayoria de los fueros de las villas de Gipuzkoa, son concedidas por el CASTELLANO de Castilla.

    Los guipuzcoanos preferimos en su epoca aliarnos con el castellano para ir en contra del navarro, elo cual no0s concedio el repèt6ar5 nuestros fiueros.

    QUE PARTE DE LOS FUEROS TE GUSTAN, el de las aduanas, el de l exclusion del servicio militar, el de la pureza de sangre.

    El de la rstriccionjpara ser procurador, los vascos guipuzcoanos, la mayoría estabamos excluidos, para ser elegidos.

    Imaginate que la eleccion de un Alkate NO ERA DEMOCRATICA, y encima era el JUEZ, osea uno como yo , no podia ser elegido, no podia ser alcalde, no podia ser juez, no teniamos los plebeyos derechos de CIUDADANOS, como los que ostentamos hoy.

    No habia separacion de poderes, el estado era CONFESIONAL, se mezclaban los sacerdotes los nobles y los HIJOSDALGOS.

    Como puedes hablar de federalismo, SI HABIA HAMBRE Y LA ESPERANZA DE VIDA ERA, SABES CUAL ERA LA ESPERANZA DE VIDE EN EPOCA FORAL?

    Que opinas de ZUMALAKARREGI el dipuatado, que opinas de MUÑAGORRI, que opinas de los donostiarras, de la mayoría de los donostiarras de entones, y de la corporaqcion de PASAJES, Y DE iRUN Y DE hERNANI, en pleno reconocimiento foral, IGUALANDO al resto del estado.

    Hasta donde quieres que nos retrotraigamos en el tiempo.

    QUE PARTE DE LOS FUEROS quieres contraponer al ESTATUTO actUAL, el cual ha sido refrendado por el pueblo, cosa que en epoca foral no hubo referendum, ni sufragio universal.

    Y recuerda que en ORIAMENDI los guipuzcoanos derrotamos alos a”DEMOCRATAS INGLESES”, que encima dieron fuego a DONOSTIA.

    Que tienes en contra de la CONSTITUCION DE CADIZ, acaso prefieres el ABSOLTISMO MONARQUICO, BORBON, yo, no.

  11. Pero Arranotxu pero es que siempre con la misma tabarra, pero es que Arranotxu pero es que los fueros están sujetos a interpretación según quien los juzgue y claro y tu los juzgas como lo hacen los españoles. Txirrita que era un tío muy lúcido reducía los fueros a un libro de más de mil años donde los vascos habían recogido sus libertades. Y eso valía para todas las clases populares vascas, que veían en el fuero la costumbre y el consentimiento, los dos pilares de nuestras instituciones junto con la subsidiariedad.
    Pero claro tu cometes el anacronismo de confundir la legión de Elliot, derrotada en Oriamendi, con los ingleses que tomaron bastante antes San Sebastián a los franchutes. Que no, Arranotxu, que el pensamiento no puede tomar asiento.
    En la época foral ni en la época de la revolución franchute existía un sufragio generalizado que es cosa casi del siglo XX, Arranotxu, porque la idea de democracia y representación popular cambia con los tiempos.
    Los constitucionalistas de Cadiz decían que lso fueros eran la hoznia. Pero es que tu no le lees a lIzari, simplemente le repites siempre el mismo mantra.
    En fin, Arranotxu, ese complejo que te nace del abuelo carlista te hace un poco como Arzallus pues un hombre apocado en lo que respecta a la identidad vasca. Hay que amar más a tu tierra conociéndola, Arranotxu, y no yendo de vinos y eyaculando ayes tabernarios.

  12. Arrano tú eres tontolculo

    Confundes lo fueros otrogados a las villas que son cartas puebla con los fueros gnerales de cada territorio que son los que recogen el estutus jurídico politica de los vascos y garantizan sus libertades sus derechos y obligaciones etc… y que simplemente plasman por escrito lo que son usos y formas ya establecidas e institucionalizas.

    Veo que lo tuyo es claridad de ideas, confundir el Fuero de Vitoria o de bermeo o de bilbabo con el Fuero Viejo de Bizkaia de 1452 o el Fuero Nuevo de 1527,

    Hala sigue así guapo que cualquier día conquistas el corazón de Aznar.

  13. Arranotxu observo con tristeza que sigues dispuesto a vender la identidad y los derechos de tu patria en nombre de la uniformidad de la piel de toro.

    Los vascos hemos sabido defender los derechos que nos corresponden como pueblo. Incluso partidos que niegan la Nación Vasca defienden derechos seculares que nos corresponden, como es el Concierto Económico.

    Aitaren etxea defendatuko dut, ¿Te suena ese dicho? ¿Sabes lo que significa?

  14. Praxku y como distinges un culo tonto, de un culo abertzale?

  15. Capitan trueno, a mi me gusta más el capitan Chimista de Baroja.

  16. Lizari, es que somos tan buenos, que en treinta años nos e ha aprobado ni presentado la LEY MUNICIPAL VASCA, y ahora que tenga que venir Patxi a poner orden, en casa, que te parece.

    Saludos neoforalistas antiretrogados.

  17. No soy jurista, pero me parece, tanto la apelación a los derechos históricos y la reintegración foral, como el principio de las nacionalidad nacionalidades o el derecho de autodeterminación de los pueblos son HERRAMIENTAS. No sé cual es la mas adecuada, pero creo que sabemos qué es lo que queremos: que los vascos nos gobernemos en libertad y democracia desde nuestras propias instituciones, siendo lo más autónomos posibles de otros pueblos y pensando en el bienestar, la justicia y el desarrollo de nuestra nacionalidad. Parece ser que ser uno estados inter-dependientes de la Unión Europea sería lo mejor y que también agradaría a los que apoyan electoralmente al nacionalismo, es decir, colaborar en un nuevo pais continental con españoles, franceses, portugueses, catalanes, italianos, holandes, eslovenos, escoceses y demás ¿Cuáles son los mejores instrumentos jurídicos (existentes y/o por crear) para poder llegar a esto?

  18. Vendo una mascarilla de sabino arana igual a esta de Jorge oteiza, algún interesado, preguntar por Marian 626177720


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 35 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: